¿Carta a Paulina? ¿y la carta a la sociedad?

El 6 de diciembre Hector Zagal en su blog publicó una carta que escribió para Paulina Peña, la hija de Peña Nieto, quien en los últimos días se ha convertido en el centro de atención debido a su falta de tacto y mostrar públicamente una actitud que muchos por lo menos una vez hemos tenido.

En este post no intento defender a Paulina, ni justificar sus palabras, así que ahórrense los comentarios de que si soy priísta, que si soy ultraderechista, que si uso gel, o cualquier otra cosa.  Tampoco intento disminuir el impacto de ese discurso clasista usado por la hija de una persona que al querer ser presidente debería representar la ideología de la equidad. Lo único que intento es lo mismo que Leono con su espada del augurio, id est, ver más allá de lo evidente.

La carta dirigida a Paulina, bien pudo haber sido dirigida a cualquier otra hija o hijo de familia acomodada, y también de familia no tan bien acomodada, el punto no es la clase social o la posición económica, sino los valores y la forma en la que esas hijas o hijos de familia han sido enseñados sobre su función en la sociedad.

Claro que las palabras que Paulina decidió compartir con nosotros representan su forma de pensar, el cual es un reflejo de la educación que ha recibido en su casa por parte de su padre y en las pláticas de los amigos de su padre, en su escuela, y seguramente en sus clases de spinning o cualquier actividad que hagan los hijos de candidatos presidenciales. Esas palabras no sólo son de Paulina (o de su novio), son las palabras que se utilizan en su entorno, una ventana a la ideología que impera en su mundo, la forma en la que nos ven (a nosotros los gobernados). Esas palabras representan un sinónimo de palabras utilizadas por muchas otras personas (en este caso me preocupa que reflejan los valores de un candidato a la presidencia).

La palabra de la discordia fue “prole”, osea “proletariados” el cual se refiere a la clase obrera. Más acertada hubiera sido la palabra “perrada” porque así abarca a más, me abarcaría a mí, que soy burócrata, también a abarcaría los comerciantes, a los ambulantes, a los ejecutivos, a los ninis, y a los chavos que te preguntan si ya tienes tarjeta de crédito, en fin, a todas las personas que no forzosamente trabajamos en una fábrica, y que tampoco somos la “burguesía”, a todos nosotros que criticamos a Peña Nieto, hacemos chistes de él.

Zagal cierra su carta, diciendo “Pero lo más grave: si los jóvenes pudientes de México piensan como tú, ponen en peligro en riesgo el futuro de México”

Es cierto, la ideología de segmentar pone en riesgo el futuro de nuestro país, de nuestra sociedad, pero acaso no es la misma ideología que siempre hemos tenido con las personas que consideramos diferentes, sin importar la clase social o el grupo al que se pertenece. Los fresas, los hipsters, los nacos, los emos, los mochos, mirreyes, cultos, chakas, los darks, los gays, los billetudos, los pobres, bueno creo que me doy a entender, el punto es que siempre catalogamos a las personas y pensamos que como no pertenecen a nuestro entorno no son tan buenos como nosotros. Es parte de la condición humana (si es que la podemos llamar así) tratar de defender a lo que pertenecemos y desacreditar lo externo.

Zagal en una parte de su carta pregunta ¿te avergonzarías de tu padre si fuese un vendedor de tamales o un plomero?. Creo que el mencionar esas actividades como ejemplo de un trabajo que pudiera avergonzar a alguien, podría suguerir que el autor los considera trabajos vergonzosos. Me da mucho que pensar, sobre lo que tenemos ya programados para considerar como lo exitoso y lo que no lo es; tal vez existe ahí un doble discurso, aunque tal vez sólo estoy viendo moros con trinchetes.

En fin, intento no extenderme mucho así que trataré de resumir mis ideas.

No debemos ensañarnos con sólo una persona, igual considero que debería recibir unas lecciones sobre el valor del dinero (al igual que muchos otros hijos de familia), saber lo beneficiada y beneficiados que son por no tener que trabajar para tener con qué limpiarse los mocos. No debemos crucificarla y darle de latigazos en público para que nadie se atreva otra vez a llamarnos prole a nosotros los pobres mexicanos trabajadores hijos de mineros y de plomeros (me desgarro las vestiduras). Pero claro es más fácil usar a una personas de escarmiento, para olvidar que también yo lo he hecho. (Repito, no justifico a la hija de Peña Nieto, ni lo intento minimizarlo diciendo que todos lo hacemos y que por eso está bien).

En lugar de haber hecho una carta a Paulina, bien pudo haber dirigido una carta a todas las Paulinas y los Paulinos, o mejor aún, a todos los papás de esas Paulinas, a los hermanos, a los amigos, y a los maestros que fomentan las actitudes y desprecios que tienen. Podemos dirigir una carta a esos jóvenes pudientes (y también a los no tan pudientes) para que aprendan que su función en la sociedad, y que aprendan que no todos hemos tenido las mismas oportunidades y no todos hemos tenido las mismas condiciones.

Ahora, si ustedes conocen a alguna Paulina o a algún Paulino, creo que pueden ayudar al país enseñándole que no son mejores que los demás, simplemente somos diferentes y que debemos hacer lo posible por reducir las brechas para que todos seamos mejores. Si ustedes reconocen alguna actitud Paulinezca en su ser, es momento de hacer una introspección, y preguntarse, ¿realmente mis actitudes de decir “mocosa acomodada” es muy diferente a que nos hayan dicho “prole”? ¿ alguna vez he dicho o pensado “pinche naco” ? No se preocupen, todos hemos tenido alguna vez esas actitudes, sólo tenemos la ventaja de no pertenecer al grupo de personas que salen en Caras, y también tenemos la ventaja de que podemos reconocerlas y cambiarlas.

Si usted nunca ha tenido alguna actitud clasista, favor de hacer caso omiso de este post.

Piojojoi

Anuncios

Indignante campaña publicitaria

La campaña de Sección Amarilla,  realizada por Alazraki Comunicaciones, es simplemente indignante. Muy poca ética muestran los “creativos” de la marca al insultar a todas las personas que padecen de problemas auditivos.

“¿Me estas oyendo INÚTIL?” es el slogan de la campaña para referirse a los auxiliares auditivos.

Por medio de Twitter las personas le dejaron ver a la empresa lo que opinaban de la campaña. Esto fue lo que la empresa respondió. (recuerden leerlo de abajo hacia arriba)

En el 2000 había 281 mil personas en México con algún tipo de discapacidad auditiva, eso sin contar a las personas que sólo necesitan un auxiliar auditivo por algún tipo de debilidad auditiva.

Es tiempo de parar la discriminación, y ser conscientes de las diferencias entre nosotros. Este tipo de campañas ayudan a crear barreras debido a que normalizan una actitud de discriminación. Esto no se trata de una cuestión de tomar las cosas con humor, en una clara expresión de discriminación e inconsciencia.

Expresen ustedes también su indignación ante esta discriminación.

Twitter:  @alazrakicom

e.mail: info@alazraki.com.mx

Frenemos ya la discriminación y exigamos una disculpa pública de las dos empresas.

 

Comenten nos interesa conocer su opinión.

 

Piojojoi